Aprogc - Asociación pro Guardia Civil
Aprogc - Asociación pro Guardia Civil

Aprogc - Hablando claro
Inscripción
11/10/2017
  • E-mail
  • Imprimir
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

La Guardia Civil detecta una conductora embarazada que quintuplica la tasa de alcohol

La Guardia Civil detecta una conductora embarazada que quintuplica la tasa de alcohol

Una mujer de 47 años, embarazada de varios meses, ha sido denunciada en Pontevedra tras tener un accidente mientras conducía con una tasa de alcoholemia cinco veces superior a la permitida por ley. Está siendo investigada por un delito contra la seguridad vial que podría llegar a reportarle una pena de ingreso en prisión.

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que la denunciaron indicaron que era tan "notorio" su embarazo como "evidentes" los síntomas de haber consumido altas cantidades de alcohol. Así, desprendía un fuerte olor, tenía las pupilas dilatadas, demostraba cierta apatía, decía incoherencias en las respuestas y presentaba cierto adormecimiento.

La mujer, de iniciales M.M.T.L. y vecina de la localidad de Silleda, conducía un vehículo que se vio implicado en un accidente de circulación en una céntrica calle de la localidad de Tomiño, en el sur de la provincia de Pontevedra. Su turismo colisionó con otro coche y se produjeron daños materiales que, en principio, dejarían el accidente en un parte entre las partes para que los seguros de responsabilidad civil se hagan cargo del seguro.

Sin embargo, los dos conductores implicados no llegaron a aun acuerdo previo sobre quién había sido el responsable del accidente, de modo que solicitaron la mediación de la Guardia Civil. Efectivos del destacamento de Tráfico de O Porriño acudieron al lugar y descubrieron la irregularidad luego denuncia.

Los agentes observaron que una de las conductoras implicadas presentaba los citados síntomas evidentes de ingesta de alcohol y, además, estaba en avanzado estado de gestación. Decidieron realizarle una prueba de alcoholemia y constataron que arrojaba unos elevados resultados.

En el primer test dio un resultado de 1,42 miligramos de alcohol por litro de aire expirado y, cuando se lo repitieron, el resultado fue incluso superior, de 1,46, que implica quintuplicar la tasa máxima permitida para conducir.

Los hechos ocurrieron durante el fin de semana, pero se han dado a conocer el miércoles. La Guardia Civil de Tráfico realiza la instrucción propia de todo accidente para determinar lo ocurrido y también se ha abierto una investigación judicial por un supuesto delito contra la seguridad vial.

En caso de ser condenada, la conductora podría enfrentarse a una pena de prisión de entre tres y seis meses y el pago de multa de seis a doce meses o a una condena de entre 31 y 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad. En ambos casos, se le retiraría el derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un mínimo de uno y un máximo de cuatro años.