Aprogc - Asociación pro Guardia Civil
Aprogc - Asociación pro Guardia Civil

Aprogc - Hablando claro
Inscripción
19/06/2017
  • E-mail
  • Imprimir
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Una denuncia en Fontellas logra destapar una trama nacional de estafas en el sector agrícola de casi 700.000 euros

Una denuncia en Fontellas logra destapar una trama nacional de estafas en el sector agrícola de casi 700.000 euros

Una empresa de la localidad navarra de Fontellas no sabía que, gracias a su denuncia, la Guardia Civil iba a poder desentramar toda una red que actuaba en España estafando a factorías relacionadas con el mundo agrario.

La operación, denominada 'Antanino', se ha saldado con la detención de tres personas, entre ellos el cabecilla de esta organización criminal, y se ha investigado a otras cuatro personas como presuntos autores de varios delitos de estafa, receptación, usurpación de estado civil, insolvencia punible y blanqueo de capitales.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción  nº 3 de Tudela, en Navarra.

La Guardia Civil arrancó sus investigaciones tras recibir una denuncia en la que una empresa de Fontellas, localidad próxima a Tudela, había sido estafado por una cantidad cercana a los 17.000 euros.

Tras ese primer dato, las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil arrojaron la existencia de un grupo criminal, perfectamente organizado y jerarquizado, compuesto por siete personas centrados en en el sector agrícola.

El cabecilla de la organización poseía diversas empresas en las que figuraban como administradores unas terceras personas llamados testaferros.

El resto de componentes se dedicaban a realizar las labores de captación de los clientes y a acordar la venta de los productos estafados en un puesto de referencia en Mercamadrid, lugar en el que adquirían el producto por un precio muy bajo al valor real del mercado.

En total, los detenidos e investigados utilizaban un total de 12 empresas “pantalla” para realizar sus actividades delictivas.

Además, la Guardia Civil ha podido esclarecer que el montante estafado asciende a 666.318 euros procedente de 25 estafas cometidas en 18 empresas de toda España (1 Fontellas, 1 Sanlucar, 4 El Ejido, 4 Roquetas de Mar, 2 Almería, 1 Tórrox, 2 Huesca, 1 Molvízar, 1 Vícar, 2 Cantillana, 1 Nijar, 1 Cuéllar, 1 Madrid, 2 Ventas de Zafarraya, 1 Alhama de Granada).

Asimismo, durante la investigación se han realizado dos registro domiciliarios en Roquetas de Mar, Almería, en donde se han intervenido numerosa documentación y datos referentes a diferentes empresas, talonarios de diferentes entidades bancarias, 10 contratos telefónicos de diferentes números, 6 cajas con tarjetas SIM, 7 sellos de diferentes empresas, 7 teléfonos móviles, 3 ordenadores portátiles y 3 pendrives.

TRES MODUS OPERANDI

El grupo criminal usaba hasta tres métodos para estafar en función del tipo de empresa a la que quería engañar.
De esta manera, la Guardia Civil ha señalado que, en primera instancia, la banda usaba empresas "pantalla" o otras factorías de solvencia reconocidas para adquirir productor y luego no hacer el pago de la deuda contraída. De esta manera lograban estafar a la empresa productora y a las compañías de seguros.

Asimismo, para deshacerse rápidamente del producto adquirido, la organización criminal disponía de contactos en Mercamadrid a los cuales vendía por un precio muy por debajo del de mercado.

El segundo modo de estafar a las empresas era mediante el denominado "Timo del Nazareno", con el que el timador (nazareno) se gana la confianza de la empresa proveedora haciendo algunos pedidos pequeños que abonaba instantáneamente para generar confianza hasta que finalmente realiza una compra importante que jamas paga.

El último método era a través de créditos y líneas de descuento de forma ilícita en varias entidades bancarias. De esta manera, las empresas falseaban la liquidez y el cabecilla facturaba entre sus propios negocios, usando testaferros, para obtener créditos y pagarés, pero que tampoco eran devueltos al disolver la empresa deudora.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra y han contado con la colaboración de agentes pertenecientes a diversas unidades de Policía Judicial de Almería y Madrid.