El Guardia Civil será político sin bajeza

31 de marzo de 2021

Consideramos la sentencia trascendente por varios aspectos: en primer lugar porque restituye a un guardia civil que había sido cesado arbitrariamente por el simple hecho de cumplir con su deber. Hemos encontrado en la justicia el apoyo a nuestra neutralidad política. También la sentencia deja muy claro que la guardia civil cuando actúa como policía judicial no está sometida a los designios del poder ejecutivo.

Que una sentencia diga explícitamente esto nos da seguridad jurídica a los compañeros de policía judicial cuando ejercen sus funciones trabajando bajo órdenes directas de jueces y fiscales. La sentencia por tanto viene a ratificar aquello que desde APROGC siempre hemos ido diciendo.

Y por último esta la sentencia debería frenar una deriva que desde APROGC hemos ido considerando peligrosa de cesar, y poner a cargos según tendencias o ideologías políticas del representante de la administración general de estado que tenga la potestad de hacerlo. La Guardia Civil ha sido neutral desde su creación, y creemos que su carácter militar, y una exquisita neutralidad política es la clave del éxito de que haya perdurado hasta el día de hoy.