Aprogc - Asociación pro Guardia Civil
Aprogc - Asociación pro Guardia Civil

Aprogc - Hablando claro
Inscripción
18/01/2013
  • E-mail
  • Imprimir
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

MI MOTIVACIÓN PARA INSCRIBIRME

MI MOTIVACIÓN PARA INSCRIBIRME

Permitidme una reflexión que quiero hacer en voz ALTA. Quiero explicar por qué di el paso final para afiliarme a APROGC.

Primero fui preinscrito como muchos y, finalmente, me asocié cuando un suboficial veterano con el que coincidí en una Comandancia se puso en contacto conmigo respecto a un problema de su cuñado, pidiéndome ayuda, consejo, asesoramiento,…, en fin, ese qué se puede hacer.

Su familiar era también un excelente guardia civil. Uno de esos miles de guardias civiles anónimos que todos los días presta su servicio con dignidad y profesionalidad. Una noche estaba de patrulla y recibió la novedad del COS indicando que se había cometido un asalto a una gasolinera, al cabo de un rato vieron un coche similar y en su interior unos individuos sospechosos. Era de noche y quedaba poco para terminar su servicio. Muchos hubieran pasado de largo pero él y su compañero no. Se dirigieron hacia aquellos tipos, los identificaron y cachearon. Cuando estaban haciendo el trabajo policial uno se revolvió y la pistola se disparó accidentalmente, con tan mala fortuna que el paisano resultó muerto. El guardia fue procesado y juzgado. En primera instancia quedó absuelto. En segunda instancia, ya que la familia del fallecido recurrió, fue condenado por falta de imprudencia con resultado de muerte, y etcétera, etcétera.

La asistencia letrada la facilitóla Guardia Civily la sanción económica y la responsabilidad civil corrió también a cargo del Cuerpo… Pero no las costas que ascendían a más de 18.000 euros…

Cuando la sentencia se hizo firme, el guardia ya estaba retirado.

Durante semanas hice muchas gestiones antes diversos mandos para conseguir que se le pagaran las costas, pero conforme a ley no era posible. Si el guardia no pagaba, le embargaban. Sólo tenía su pensión, una hipoteca, un hijo que precisa cuidados específicos porque presenta una minusvalía, otro en edad de estudiar y una hija divorciada con un niño pequeño, sin recursos, ni pensión compensatoria, en fin,…, con un verdadero panorama.

Fracasada la vía institucional, pensé que quizá la Asociación podría hacer algo, aunque tengo que confesar que inicialmente tenía poca fe. No obstante, expuse el tema a APROGC; estudiaron y comprobaron la veracidad del caso y toda la documentación judicial y profesional, además de la de su situación personal y, ..., abrieron una suscripción en la que fuimos muchos los que aportamos y contribuimos a completar lo que ya habían donado generosamente unas Asociaciones de Amigos del Cuerpo.

Gracias a la iniciativa de APROGC se pudieron evitar los embargos y se pagaron las costas.

Cuando uno ha estado procesado por un período largo, como fue mi caso, abandonado de la mano de Dios y con una tremenda incertidumbre, personal y familiar, sobre lo que el futuro puede depararte, amén de ver encogerse muchos “hombros institucionales” y oír una y otra vez lo de "chico, lo siento, mala suerte,...". Cuando lo único que has hecho ha sido intentar cumplir con tu deber, es cuando más aprecias que alguien -tus compañeros, tu Asociación- estén detrás para apoyarte.

Evidentemente tengo otras muchas razones para ser asociado, entre ellas, la necesidad de defender el legítimo orgullo de ser Guardia Civil.

Un abrazo y gracias por vuestra paciencia en la lectura de esta reflexión.