Aprogc - Asociación pro Guardia Civil
Aprogc - Asociación pro Guardia Civil

Aprogc - Hablando claro
Inscripción
12/11/2017
  • E-mail
  • Imprimir
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

La Guardia Civil asesta un golpe al tráfico ilegal de aves rapaces

La Guardia Civil asesta un golpe al tráfico ilegal de aves rapaces

Un total de 23 aves rapaces intervenidas y hasta un mono verde es el balance de la bautizada como operación Pihuelas, que ha desarrollado en las Islas la Guardia Civil y que se salda también con ocho personas investigadas como presuntos autores de delitos contra la flora, la fauna y los recursos naturales, además de falsedad documental.

Inspectores de las Direcciones Territoriales de Comercio de Barcelona, Alicante y Valencia han colaborado también en esta operación, que ha llevado a agentes del Seprona hasta varios centros de cría ubicados en Esporles, Algaida, Cala Murada, Felanitx y en el Aeropuerto y Puerto de Palma, extendiendo el trabajo también a las islas de Menorca e Ibiza.

Un total de 23 aves rapaces intervenidas y hasta un mono verde es el balance de la bautizada como operación Pihuelas, que ha desarrollado en las Islas la Guardia Civil y que se salda también con ocho personas investigadas como presuntos autores de delitos contra la flora, la fauna y los recursos naturales, además de falsedad documental.

Inspectores de las Direcciones Territoriales de Comercio de Barcelona, Alicante y Valencia han colaborado también en esta operación, que ha llevado a agentes del Seprona hasta varios centros de cría ubicados en Esporles, Algaida, Cala Murada, Felanitx y en el Aeropuerto y Puerto de Palma, extendiendo el trabajo también a las islas de Menorca e Ibiza.

Además de comprobar el cumplimiento de los requisitos relativos a las instalaciones para la cría de estas aves y la existencia de la documentación oportuna, la Guardia Civil ha analizado numerosos datos obtenidos de diferentes organismos oficiales, referentes a las altas y bajas de estas especies en el territorio de la comunidad, estudiando los envíos de rapaces en el archipiélago y desde aquí a diversos puntos de la geografía española.

La Benemérita destaca especialmente la actuación efectuada en un núcleo zoológico de la comarca de Es Raiguer, donde se ubicaban un gran número de rapaces y en el que fueron intervenidas dos águilas perdiceras por supuesta falsedad del documento CITES de una de ellas y por manipulación de la anilla de la otra.

En ese mismo centro también fueron intervenidas tres águilas reales y un mono verde por deficiencias en la documentación que ampara su lícita procedencia, así como dos pigargos de Steller. Además, se descubrió una plantación de 142 plantas de marihuana, que fue intervenida, y se procedió a la detención de una persona como presunto autor de un delito contra la salud pública.

El águila perdicera es una especie que se extinguió en Mallorca en los años 70 y en la actualidad se está desarrollando un programa de reintroducción en la isla. El proyecto, de nombre Life Bonelli, está financiado con fondos europeos y la especie figura como vulnerable en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Esta incautación constituye, según la Guardia Civil, la primera realizada a ejemplares adultos en España. Cada uno de ellos está valorado entre 9.000 y 15.000 euros -dependiendo de su sexo- ya que salvo en muy contadas ocasiones no se cría en cautividad.

La operación se ha saldado finalmente con la incautación de once halcones peregrinos, dos águilas perdiceras, tres águilas reales, un azor, cuatro cernícalos comunes, dos pigargos de Steller y un mono verde. El conjunto está valorado en más de 82.000 euros y todas las especies están catalogadas con el máximo nivel de protección.

Desde la Guardia Civil resaltan que la operación ahora desarrollada en las Islas constituye una de las más importantes que ha tenido lugar a nivel europeo en relación a especies autóctonas nacionales, como son el águila perdicera y el halcón peregrino.