APROGC Solicita a la Directora General para los Guardias Auxiliares, un distintivo, y un reconocimiento.

26 de marzo de 2021

En este año de 2021 se cumplen 40 años desde que en 1981 y dadas las diferentes necesidades dentro del Cuerpo, se acuerda la prestación del Servicio Militar por medio del voluntariado especial en el Cuerpo de la Guardia Civil. Un voluntariado que vendría a suplir las principales necesidades y carencias de personal en las diferentes Unidades de la Guardia Civil en muchos rincones de nuestra geografía, pero especialmente aquellas funciones que más monótonas o tediosas, como la vigilancia de edificios públicos, Centros Penitenciarios, etc…

El Real Decreto 3543/81, de 30 de octubre, crea la figura del Guardia Civil Auxiliar, tras una primera fase de selección, la superación de unas pruebas selectivas y posteriormente la superación de un curso de tres meses en la Academia de Guardias de la Guardia Civil es Úbeda/Baeza, los Guardias Civiles Auxiliares eran destinados a las diferentes Unidades de la Guardia Civil donde realizaban este voluntariado especial por periodos de permanencia de 18 a 36 meses.

En este periodo de tiempo, los Guardias Civiles Auxiliares, “los pitufos” como les llamaban cariñosamente en las Unidades, compartían servicio, su vida y sus inquietudes como unos guardias civiles más, tanto dentro como fuera de nuestras casas cuarteles, hasta el punto que éste mismo Real Decreto en su artículo sexto, reconocía la consideración como Guardias Civiles Profesionales en el desempeño de sus servicios para estos Guardias Civiles Auxiliares.

La figura del Guardia Civil Auxiliar comenzó el día 15 de noviembre de 1982 con la primera promoción y finalizó con la trigésimo quinta el 18 de diciembre de 1993; un total de 22.201 jóvenes vistieron el uniforme de Guardias Civiles Auxiliares y llevaron por toda la geografía española el buen nombre de la Guardia Civil. Durante este tiempo, muchos de ellos pasaron a formar parte del Cuerpo y en otros casos, la vida les deparó otros destinos, aunque el recuerdo de esta etapa de su vida les marcaría para siempre.

Desde entonces (1993), la figura del Guardia Civil Auxiliar desapareció sin saberse nada más de ella, aunque en el corazón de cada uno de ellos siempre ha quedado grabado el artículo 7º de la Cartilla del Guardia Civil: “El Guardia Civil no hace más que cumplir con su deber; y si algo debe esperar de aquel a quien ha favorecido, debe de ser solo un recuerdo de gratitud”.

Por parte de APROGC, deseamos expresar nuestra creencia de que la Guardia Civil tiene una deuda de gratitud con todos ellos que perdura en el tiempo, y así se lo hemos expuesto a la Directora General, atendiendo a las siguientes premisas para conmemorar los 40 años de la creación la figura del Guardia Civil Auxiliar:

PRIMERO: Los Guardias Civiles Auxiliares, prestaron servicios en el seno de la Guardia Civil como verdaderos Guardias Civiles, compartiendo con el resto de Guardias Civiles los mismos valores que han caracterizado a la institución durante los 176 años de historia.

SEGUNDO: El servicio prestado por cada uno de esos Guardias Civiles Auxiliares, fue un claro ejemplo de Lealtad, Compañerismo y Abnegación. Valores estos tan demandados hoy en día.

TERCERO: Una vez finalizado el servicio militar obligatorio, por parte de la Guardia Civil y por ende el resto de la sociedad, no se ha reconocido públicamente el trabajo abnegado de estos 22.201 jóvenes que forjaron su vida en el seno de la Guardia Civil como verdaderos servidores públicos, contrayendo por tanto con ellos una gran deuda de gratitud.

Por lo anteriormente expuesto hemos solicitado a la Directora General de la Guardia Civil:

La creación de un distintivo específico, para todos aquellos Guardias Civiles Auxiliares que lo soliciten, en igualdad que el resto de distintivos en la Guardia Civil, que reconozca los valores que inspiraron la trayectoria de estos Guardias Civiles Auxiliares.

-Un reconocimiento público a la figura de los Guardias Civiles Auxiliares, tanto en el seno de la Dirección de la Guardia Civil como en el resto de unidades periféricas durante este año 2021, para conmemorar los 40 años de su creación, así como la colocación en las diferentes unidades a nivel de Zona y Comandancias, de recuerdos permanentes para conmemorar dicha efeméride.

APROGC desea preservar y fomentar el patrimonio intangible de la Guardia Civil constituido por su memoria, su historia, sus símbolos y su nombre, así como las tradiciones que ensalzan los valores del Cuerpo históricamente mantenidos por sus integrantes.