La Dirección General ha despreciado una buena oportunidad

6 de noviembre de 2020

En la reunión del día de hoy se nos ha presentado un nuevo borrador en la misma línea que el anterior, habiendo introducido escasas modificaciones en el texto.

Como ya avanzamos en el comunicado anterior, esta es una norma que no va a gustar a nadie, porque quien mejora, mejora muy poco y hay quienes no solamente no avanzan, además, pierden retribuciones.

Lejos de los mensajes demagógicos y manipuladores de otras asociaciones, este borrador no solamente no beneficia a los guardias civiles que realizan funciones de mando, si no que precisamente éstos son quienes, junto al resto de personal que tiene una jornada de 40 horas, son los más perjudicados por este borrador, puesto que además de no ver mejoradas sus retribuciones, van a dejar de ser remunerados por algunos conceptos, como el ICREM.

En relación con el ICRES, más concretamente la retribución por prestar servicios nocturnos, festivos y de “especial significación “. Desde APROGC siempre hemos solicitado, porque consideramos que es de justicia, que todos los guardias civiles que realicen servicios en estos horarios deben ser retribuidos por estos conceptos, independientemente de la jornada que tengan, algo que actualmente no está ocurriendo y por lo que parece, tampoco va a cambiar con esta nueva norma.

Imaginemos que ocurre un incidente grave un sábado por la noche, como puede ser la aparición de un cadáver. Acude una patrulla, y posteriormente el jefe Comandante de Puesto, el Jefe de la Compañía, los especialistas de PJ y del laboratorio, el Oficial de Policía Judicial, entre otros. Pues resulta que entre todos ellos, los únicos que verán recompensando trabajar un sábado por la noche serán únicamente serán los actuantes de la patrulla, es decir, aquellos que tenían el servicio planificado desde el mes anterior y que además están generando DAS durante ese servicio. Esto resulta especialmente gravoso para los guardias de las unidades de investigación, que realizan muchas más horas de servicio, sin planificación ni descansos asegurados, con responsabilidad, y todo ello por una exigua diferencia retributiva a modo de “tarifa plana”. Si persiste esta política, o lo que es peor, se agudiza, difícilmente tendremos unidades de investigación de élite como se pretende.

Desde APROGC hemos solicitado la simplificación de los conceptos que se retribuyen por el ICRES y la supresión de las tablas, estableciendo en euros la cantidad que se percibiría por hora festiva, nocturna o de “especial significación” por citar algunos, como en la inmensa mayoría de los convenios. De esta manera, evitaríamos esa fórmula que gran parte de guardias civiles tienen problemas para entender. Quizás el motivo de seguir utilizando tablas expresadas en algo tan abstracto como “puntos ICRES” es porque si desde la Dirección General expresaran en euros estas cifras, serían tan transparentes como vergonzosas, un guardia civil tiene retribuida la hora nocturna con 0,71 €, la hora festiva a 1,42€ y por prestar servicio un día de Navidad, por ejemplo, 2,85 € la hora; cifras muy lejanas de las que percibe cualquier cuerpo policial de España.

Mención especial merecen los servicios extraordinarios, por ser un nuevo concepto en la Guardia Civil y porque se ha destinado una parte importante de la nueva partida en estos nuevos servicios. Cuando sea necesario que un guardia civil preste servicio para cubrir cualquier incidencia, aquel que desee renunciar voluntariamente al disfrute de un descanso singularizado o descanso festivo prestará servicio y tendrá la consideración de “servicio extraordinario” percibirá 80€ por la realización de este servicio, sin que tenga derecho a la devolución del descanso, ni a otro tipo de retribución por la realización de estos servicios.

Esto significa que la “hora extra” que realice un guardia civil será retribuida a 10€ la hora, cifra que no solamente queda lejos de lo que percibe cualquier cuerpo policial, queda lejos de lo que reciben la mayor parte de los colectivos de España por la realización de una hora extra.

Cabe destacar que la Guardia Civil pretende financiar 110.000 servicios extraordinarios “low cost” (a 80 euros), utilizando principalmente la partida de productividad de productividad destinada a equiparación. Es decir, que se nos detraerá a todos esa parte que actualmente recibimos para incrementar el potencial de servicio.

Además de todo lo anterior, se han creado otras nuevas figuras, destacando como novedad la figura del segundo jefe en muchas unidades y se han modificado algunas productividades estructurales, como la mejora de los componentes del GRS o la inclusión de las USECIC´S entre las “Unidades Singulares Operativas”.

Desde APROGC consideramos que la Dirección General ha perdido una buena oportunidad para haber mejorado considerablemente la percepción de servicios nocturnos y festivos, extendiendo su retribución a todos los guardias civiles. Sigue excluyendo a todo aquel que tienen una jornada de 40 horas, siendo los más castigados en esta norma, con mucha diferencia, especialmente personal con funciones de mando y unidades de investigación.