Defendemos la actuación de nuestros compañeros de Tavernes de la Valldigna

15 de enero de 2020

A través de diversos medios de comunicación se ha publicado la denuncia de una Plataforma a dos compañeros nuestros destinados en Valencia.

Al extrañarnos la información difundida, y los motivos denunciados APROGC ha realizado las indagaciones oportunas, que  confirman nuestras sospechas, los COMPAÑEROS que actuaron en Tavernes de la Valldigna lo hicieron correctamente, tal como lo hacen en toda la Comunidad Valenciana, sin haber tenido nunca problemas de esta índole.

En el transcurso del operativo llevado a cabo en un punto de control de consumo de bebidas alcohólicas y drogas a conductores, el conductor de un vehículo se dirigió a los agentes exigiendo que éstos le hablasen en catalán o en valenciano, alegando que si no le hablaban en el idioma de su país no les reconocería como agentes de la autoridad y haría caso omiso a sus indicaciones.

Los agentes indicaron a este conductor que no tenían ningún impedimento en que él se expresase en la lengua que considerase más apropiado, que ellos entendían la lengua valenciana pero que no la hablaban, que le estaban hablando en el idioma oficial del Estado Español y que si no seguía sus indicaciones y realizaba la prueba de alcohol a la que legalmente estaba obligado cometería un delito contra la seguridad vial.

En el trascurso de la prueba de alcoholemia y de drogas este conductor no paraba de exigir a los agentes que le hablasen en valenciano o catalán y preguntaba a otros usuarios de su mismo vehículo si los agentes estaban obligados legalmente a dirigirse a él en ese idioma.

Al mismo tiempo una de las usuarias de ese mismo vehículo se dirigía también a los agentes exigiendo que les hablasen en valenciano y animaba a usuarios de otros vehículos detenidos en el control a indicándoles que hablasen a los agentes en valenciano y que exigiesen que los guardias civiles se dirigiesen a ellos en esa lengua.

Los agentes no pidieron en ningún momento al conductor ni a los ocupantes del vehículo que utilizasen la lengua castellana. Es habitual que en la interacción de los agentes de la Guardia Civil con usuarios en la Comunidad Valenciana los ciudadanos utilicen la lengua valenciana y se relacionan con ellos con total normalidad.