“EL DÍA DESPUÉS”

24 de octubre de 2011

Ya han pasado unos días desde la declaración de CESE DEFINITIVO de actividades por parte de la banda terrorista ETA, y con los ánimos más calmados creemos necesario hacer una valoración interna más serena de todas las opiniones difundidas al respecto, y las que nuestros socios nos han hecho llegar.

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) fue una de las primeras voces que se manifestó al respecto, y lo hizo mediante una nota de prensa ampliamente difundida; posteriormente su portavoz hizo declaraciones en varias emisoras de radio (Ser, Cope, Intereconomía). La Asociación habla como lo que es, una asociación profesional de guardias civiles que defiende sus intereses y los de la Guardia Civil, y no entra en opiniones políticas, no lo ha hecho nunca. Ha valorado la declaración de ETA como lo que en realidad es, la derrota definitiva de ETA, de la banda terrorista que lleva cincuenta años matando y que ahora, por fin, es derrotada policialmente y se ve obligada a tirar la toalla. Y ese es mérito de muchos pero sobre todo de la Guardia Civil, y lo tenemos que decir y difundir sin complejos. Y eso es lo que hemos reivindicado públicamente. Nos adelantamos a una opinión difundida ayer en el diario DEIA por Txema Montero y que constata dos cosas: la derrota definitiva de ETA y la “Guardia Civil como vencedora inapelable de ETA”. Es importante esa opinión porque Txema Montero, abogado y sociólogo, dirigió los procedimientos jurídicos para legalizar Herri Batasuna, formó parte de su Mesa Nacional, fue el primer eurodiputado de ese partido y mantuvo una entrevista en Bayona en 1989 con Josu Ternera y Elena Beloki (los Jefes de ETA entonces) momentos antes de su detención. Sabe de lo que habla…La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) exige que se CUMPLA LA LEY y que ETA PIDA PERDÓN por el enorme daño causado, no les vamos a permitir nada que sea injusto, ni que vaya en contra de nuestros principios e intereses. Pero hay que ser conscientes que nunca podrán pagar lo que han hecho; pocos delincuentes pueden pagar por los delitos y daños que causan. Siempre nos quedarán sentimientos de frustración, pero eso forma parte de los sentimientos personales y nuestra asociación difícilmente puede abarcar todas las sensibilidades de los que la componen. La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) se debe manifestar más con la cabeza que con el corazón, aunque nos cueste y alguna vez no podamos evitarlo.Durante muchos años ETA y su entorno político eran la misma cosa, y así lo intuimos todavía hoy, aunque la realidad nos acaba de decir que ETA deja el terrorismo y su entorno practica la política. Individualmente podemos creerlo o no, estar de acuerdo o no, pero es la realidad que hay. Y el terreno donde los guardias civiles jugamos es en el del terrorismo, de la delincuencia, no en el político. Y la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) tiene la misma limitación que los guardias civiles, la neutralidad política y sindical, por ello no se manifestará al respecto salvo que la actividad de estos “nuevos demócratas” influya en los intereses personales y profesionales de los guardias civiles. Ahí nos escucharán, y lo diremos alto y claro, tanto como ahora decimos que les hemos derrotado con nuestro esfuerzo y trabajo. Nos ha costado sangre, sudor y lágrimas pero ha merecido la pena.Nos quedan todavía años hasta que ETA haya desaparecido, y los guardias civiles no cejaremos en nuestro trabajo, seguiremos deteniendo terroristas hasta que la ley nos diga lo contrario. Durante este tiempo venidero “nos tendremos que tragar sapos”, la sociedad también como ha ocurrido en anteriores situaciones similares, y veremos manifestaciones políticas que “nos revolverán las tripas”, pero eso YA NO ES TERRORISMO, es POLÍTICA. Y en la política los guardias civiles poco o nada tenemos que decir, es tarea de los políticos y de la sociedad en general. Nosotros a lo nuestro, que lo hacemos muy bien.