LOS CUARTELES DE LA GUARDIA CIVIL EN BUEN ESTADO Y CERCA DE LOS CIUDADANOS

30 de abril de 2013

La Guardia Civil ha sido una vez más una de las instituciones policiales más valoradas; entre todas las policías españolas, la que más. Hay muchas condicionantes para que otra vez se dé este resultado, pero uno que en la Asociación pro Guardia Civil (APROGC) consideramos muy importante es la cercanía con el ciudadano. La presencia de un cuartel de la Guardia Civil en casi todos los pueblos de España contribuye a la sensación de seguridad de los ciudadanos, y aumenta ese cariño y aprecio. Todos los ciudadanos quieren tener un cuartel cerca y por supuesto protestan cuando se pretende suprimirlo.
Es evidente que la actual situación de la plantilla de la Guardia Civil, las tecnologías en comunicaciones y la posibilidad de desplazamientos rápidos, hace necesario un replanteamiento del despliegue actual de la Guardia Civil, basado en un profundo estudio de criminalidad, plantillas, necesidades, comunicaciones, etc., y no solo en un criterio de acumulación de efectivos. Se tiene que seguir garantizando la protección de los ciudadanos hasta el último rincón de España, pues todos los ciudadanos tienen el mismo derecho a su seguridad; pero hay que hacerlo de manera real y efectiva. Las instalaciones, los cuarteles, allí donde se ubiquen deben estar dentro de la población, próximos a los ciudadanos; a nadie se le ocurriría trasladar los servicios públicos lejos de las poblaciones. Por otro lado, desterrar a los guardias civiles, y también sus familias no lo olvidemos, lejos de la población en lugares alejados y de difícil acceso, sería en primer lugar condenarlos a “guetos” dificultando su integración con la sociedad, y en segundo lugar disminuir la calidad del servicio de seguridad que deben prestar los guardias civiles.
Parece que en esta situación de crisis a la que se han visto abocados muchos Ayuntamientos, los edificios de los cuarteles de la Guardia Civil se ha convertido en un elemento apetecible de especulación. Queremos citar algunos casos:
Leitza (Navarra): Se pretende buscar otra ubicación del actual Cuartel de la Guardia Civil, que se trata de un edificio cedido que ha sido ocupado por la Guardia Civil desde 2003. Quizás detrás de este caso se encuentre más un deseo de que la Guardia Civil deje de estar presente en esta localidad.Sant Viçens dels Horts (Barcelona): El Alcalde, y presidente de Esquerra Republicana de Catalunya, quiere que la Guardia Civil desaloje el cuartel que ocupa en esta localidad para crear equipamientos sociales del Ayuntamiento. Cabría preguntarse qué otras instalaciones se han construido en la localidad y si no se podría haber contemplado antes un equipamiento de este tipo sin tener la necesidad de echar a la Guardia Civil. También en este caso, como en el anterior, lo que parece que subyace es el interés por echar a la Guardia Civil. Es evidente en ambos casos el poco aprecio a los servicios que han prestado y siguen prestando los guardias civiles a la sociedad.
Nájera (La Rioja): Debido a la antigüedad de las instalaciones (1953) era necesaria una rehabilitación integral. En junio de 2009, el Ayuntamiento de la localidad no concedió la licencia de obras, lo que motivó los correspondientes recursos, y finalmente el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja dictó Sentencia 23/2011 de 21-01-2011, anulando el Acuerdo de la Junta de Gobierno Local de 1 de julio de 2009, instando al Ayuntamiento a dictar nuevo Acuerdo en el que se conceda la licencia de obras solicitada. El presupuesto para la rehabilitación, después de un año y medio, lógicamente ya se ha destinado a otras necesidades, que no faltan. Mientras tanto, los partidos políticos se han enzarzado en un cruce de acusaciones. Conclusión: los guardias civiles continúan en sus pabellones sin reparar y ahora sin expectativas para ello, pues ya no hay presupuesto. A pesar de que la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja obliga al Ayuntamiento a conceder la licencia de obra, este no lo hace y ofrece, como solución, un terreno para la construcción de un nuevo Cuartel. El actual Cuartel se encuentra dentro de la población, sin embargo, el terreno ofrecido ya no está tan bien situado. Nos preguntamos si no habrá un interés especulativo, y este sea el principal motivo por el que la corporación municipal tenga tanto interés en el terreno que ocupa el actual Cuartel.
Como decíamos al principio, el mejor servicio de seguridad que pueden prestar los guardias civiles a los ciudadanos es por la proximidad y no se debe condenar a los propios guardias civiles ni a sus familias a guetos alejados de las poblaciones. El Estado, en este caso a través de la Dirección General de la Guardia Civil, debe velar por preservar el patrimonio del Estado y de los activos de que disponen para dar un mejor servicio a los ciudadanos. Y los guardias civiles no pueden ser, una vez más, los perjudicados de esta situación. Por los motivos antes expuestos, la Asociación pro Guardia Civil (APROGC) solicita de nuestro Director, y del resto de Autoridades del Ministerio del Interior con responsabilidades en esta materia:
– Velen siempre para que los acuartelamientos del Cuerpo se encuentren en condiciones óptimas de atención al ciudadano, y de habitabilidad de los guardias civiles y sus familias.
– Defiendan la ubicación de los cuarteles dentro de las mejores zonas de las poblaciones puesto que ello redunda en un mejor servicio al ciudadano, y calidad de vida de los agentes y sus familias.
– Firmen acuerdos con las Administraciones para que colaboren en el mantenimiento de los Acuartelamiento de la instalaciones de la Guardia Civil (Mecenazgo)- Exijan el cumplimiento de los acuerdos firmados por las Administraciones para invertir en la mejora de las instalaciones y acuartelamientos.