LOS GUARDIAS CIVILES HÉROES DEL SIGLO XXI, NO BANDOLEROS DEL SIGLO XVIII

12 de agosto de 2015

Aún a costa de dar una publicidad impagable a un indocumentado, a un pseudo periodista (o eso se debe creer él), vamos a contestar al individuo que ha escrito un artículo titulado “Los de tráfico, como los bandoleros del siglo XVIII”, que publica el diario digital “noticiasvaldeorras.com”. Lamentamos que este diario digital, que se define como el diario digital decano y líder en la comarca, se haga eco de lo que escribe semejante personaje.

Sepa ese señor que la Guardia Civil se creo, hace ya más de 170 años, para proteger personas y bienes; repetimos: proteger. Desde entonces, muchos guardias civiles han cumplido excepcionalmente con esa misión sagrada. Incluso contra los bandoleros. Tan excepcionalmente que desde entonces, muchos guardias civiles han entregado hasta su vida por proteger a las personas y sus bienes.

Y de los guardias civiles de tráfico, a los que específicamente compara con los bandoleros, debería saber que al igual que el resto de guardias civiles, su misión principal es el auxilio y a eso es a lo que se dedican. Desde que se creó la Agrupación de Tráfico en 1959, debería también saber que muchos guardias civiles han entregado su vida en esta misión, muchos de ellos mientras auxiliaban a los implicados en un accidente y regulaban la circulación para evitar que se produjeran otros accidentes. Consulte por ahí y descubrirá que los guardias civiles de tráfico, cada año hacen millares de auxilios de todo tipo. Quizás ahora le parezca anecdótico con las comunicaciones y medios existentes; pero trasládese a aquellos años donde no había móviles, donde no había servicios de emergencia, donde no había empresas de asistencia en carretera, donde las carreteras eran otras, cuando solo estaban los guardias civiles de tráfico.

Debería saber que entre sus cometidos, los que marca la ley, está el denunciar las infracciones que observen. Como conductor, le gustará saber que los guardias civiles de tráfico, cuando detectan a un conductor que circula bajo la influencia del alcohol o las drogas, le paran y le impiden seguir circulando para que, por ejemplo, no provoque un accidente contra el vehículo que conduce V. o alguno de sus familiares de forma adecuada, respetando las normas, como estamos seguro suele hacer. Seguro que habrá conductores que agradezca que le hayan denunciado por no hacer uso del cinturón de seguridad o por hacer uso del teléfono móvil cuando conduce, o por otros motivos, porque no lo han vuelto a hacer y es posible que le hayan salvado la vida en alguna ocasión posterior.

También debería saber que los guardias civiles de tráfico fueron de los primeros en llegar y auxiliar a las víctimas del accidente de tren ocurrido el día 24 de julio de 2013, en la curva de A Grandeira cerca de Santiago de Compostela. Y allí permanecieron, mientras fue necesario, sin contar las horas, o los descansos, o las comidas… ¿Sabe que muchos de ellos, guardias civiles de tráfico y de todas las Unidades que se encontraban libres e incluso de vacaciones, se incorporaron para prestar el apoyo que fuera necesario y mientras fue preciso? ¿Estuvo V. por allí?

Tiene V. la suerte, o la desgracia, de vivir en un país en el que comparar a los guardias civiles con yihadistas o decir que los guardias civiles que se enfrentan a la inmigración ilegal en la valla de Melilla son asesinos, es gratis, porque la justicia considera que estas barbaridades se enmarca dentro de la libertad de expresión. Porque si esto no fuera así, desde luego le garantizamos que nuestra reacción hubiera sido otra.

A pesar de sus mezquinas palabras, que ofende a personas (guardias civiles) e incluso me atrevo a decir que a sus familias, no se preocupe. Llegado el caso, los guardias civiles, los de tráfico o los de cualquier Unidad o especialidad, le prestarán el auxilio que requiera, sin preguntarle el motivo de tan miserables cometarios, sin preguntarle ni quien es, ni que piensa… Al igual que fueron guardias civiles los que auxiliaron a terrorista asesinos de ETA cuando necesitaron ayuda porque se perdieron en una montaña de la España que ellos detestan, permaneciendo toda la noche junto a ellos, dándoles apoyo, alimento y calor.

Debería saber por último, que la Guardia Civil es Benemérita por algo y que año tras año, sigue siendo la institución más valorada por los españoles. Por algo será y no precisamente por ser bandoleros, sino por ser héroes del siglo XXI.

Madrid, 12 de agosto de 2015