CARTA ABIERTA AL PERIODISTA MANUEL GUISANDE

11 de agosto de 2015

En respuesta al desafortunado artículo publicado en “noticiasvaldeorras.com”
http://noticiasvaldeorras.com/blogs/los-de-trafico-como-los-bandoleros-del-siglo-xvlll/

Apreciado Manuel  Guisande:

He leído con sorpresa, y varias veces sin salir de mi asombro, su artículo donde compara a los componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como los bandoleros del siglo XVIII.

En su artículo dice que le gusta la historia de España, pese a ello parece desconocer el origen y motivos de la creación del Cuerpo de la Guardia Civil hace más de 171 años allá por el siglo XIX, así como los motivos de la fundación de la Agrupación de Tráfico en el año 1959.Como bien dice, los miembros de la Guardia Civil tienen valores. Unos valores que quizá para usted no signifiquen nada, pero sin duda son esos valores los que han contribuido a ganarse la confianza de la mayoría de los españoles, siendo año tras año la institución mejor valorada pese a los fallos y errores que como todo en esta vida también tiene.Dudar de la profesionalidad y entrega de esos hombres y mujeres que cada día prestan su servicio a la sociedad con dedicación y entrega, comparándolos con vulgares bandoleros, me causan tremendo dolor y tristeza y no hacen otra cosa que calificarle a usted mismo como persona.Porque le recuerdo que han sido muchos los guardias civiles que en todos estos años se han dejado la vida en la carretera para hacer más seguros nuestros desplazamientos. Han sido muchas las personas que han sufrido graves consecuencias en sus vidas por no haber sido parados a tiempo por un guardia civil en un punto de verificación de alcoholemia y son muchas las víctimas, especialmente en Galicia desde donde usted escribe, a las que por desgracia no había una pareja de la Guardia Civil estacionada en cada lado de la calzada para que levantase el pie del acelerador y no provocase un accidente con terribles secuelas para sus vidas.Cierto es como dice que los guardias civiles son hombres y mujeres rudos, porque hay que ser muy rudo y valiente para que llegado el momento, y esperemos que no ocurra, ese guardia civil  que usted desprecia con sus palabras se arrodille ante usted para prestarle el auxilio que necesite e intente salvarle la vida pese a saber lo que usted piensa de nuestra labor. Pero no dude que llegado el momento, lo haremos y posiblemente en más de una ocasión usted o su familia ha llegado a casa, a esa reunión familiar o a la última comida de empresa sin ninguna incidencia porque una pareja de la Guardia Civil logró parar a tiempo a ese conductor imprudente que no respeta las normas, evitando con ello la tragedia.Por todo esto pido a las entidades públicas y privadas que tienen su publicidad en el  diario digital noticiasvaldeorras.com y en aquellos otros medios donde usted escribe y colabora para que retiren sus anuncios, pues semejantes palabras no deben contar con patrocinio de ningún tipo.

 

Héctor Teixeira
Delegado en Galicia de APROGC