La asociación APROGC defiende el honor de la Guardia Civil YAIZA HIDALGO.

En un reciente artículo en prensa digital, cargado de argumentos machistas y mentiras, nuestra compañera era atacada sin razón por ocupar un puesto en comisión de servicio en la Oficina de Prensa de Las Palmas.

Yaiza entregó su currículum, realizó un examen y fue seleccionada para el puesto de trabajo, entre todos los candidatos, por ser la única con formación oficial y experiencia  para desempeñar funciones comunicativas.

LA «ASOCIACIÓN DE SIEMPRE»

Mucho nos tememos que detrás de esta información digital se esconda la asociación de siempre, con sus métodos de siempre, dando informaciones falsas para manipular a periodistas y atacar por la espalda a quien sabe que no se va a defender.

Y es que Yaiza, lejos de defenderse, ha renunciado inmediatamente a su puesto de trabajo en la OPC para evitar poner a nadie en el objetivo de las críticas, lo cual la hace si cabe, más grande.

COBARDES

Así, los cobardes de siempre han conseguido dejar a la Oficina de Prensa de las Palmas sin la única Guardia Civil con el GRADO EN COMUNICACIÓN DE TODA ESPAÑA, con una carrera profesional intachable vinculada a las OPCs, desde hace más de 14 años, habiendo intervenido en la comunicación de casos como las desapariciones de Diana Quer, Yéremi Vargas, el asesinato de Asunta Basterra, asesorado los guiones a series exitosas que han aportado un gran prestigio a la Guardia Civil a nivel internacional como son Fariña, Control de Carreteras, El Sabor de las Margaritas y una cantidad innumerable de servicios y actos benéficos más en la Zona de Galicia y Comandancias de Las Palmas y de Coruña. Las dotes periodísticas de Yaiza, su gran capacidad organizativa, su entrega al servicio y su capacidad de sacrificio, son las que le han hecho acreedora de una reputación profesional intachable en todas las OPCs en las que ha servido donde se ha ganado el respeto y consideración de sus compañeros, recibiendo de igual forma el más profundo reconocimiento desde el mundo de la prensa.

HAN IDO DEMASIADO LEJOS

Tratar de hacer creer que Yaiza ocupa un puesto de trabajo por ser mujer y aún más por ser la mujer de un Comandante, es sencillamente un acto que envilece a quien lo realiza, un despreciable acto machista que pretende dejar a una mujer a la sombra de su marido, a sabiendas de que posee unas cualidades que se ha ganado por su propio esfuerzo.

Categorias

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

También te podría interesar...