ATAQUE A LA GUARDIA CIVIL, INSULTO A LOS GUARDIAS CIVILES

14 de febrero de 2013

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) denuncia públicamente un nuevo ataque a la Guardia Civil, a su labor diaria de dar seguridad a los españoles, y al trabajo callado de todos los guardias civiles.

Varios sindicatos de la Policía se unen una vez más para intentar conseguir con la mentira, el insulto y el menosprecio lo que no logran por otros medios más acordes con lo que de la policía demandan los ciudadanos. Los que se esconden detrás de esas siglas deberían recurrir a los cauces internos establecidos, dando la cara personalmente, o con el recurso a los tribunales. Saben que ambas batallas las tienen perdidas y optan por el sindicalismo más rancio para intentar presionar y chantajear a los responsables políticos. Ni la Guardia Civil, ni los guardias civiles asumen competencias que no tengan legalmente encomendadas. Y lo demostramos con este ejemplo de ayer que ha dado origen a otro incidente y a esta nueva deslealtad profesional, siguiendo la campaña que tienen orquestada desde hace unos meses.

Anteayer llega un paquete sospechoso de contener sustancias nocivas al Consulado de Francia en Madrid lo que obliga a una intervención de los TEDAX, tanto el CNP como la Guardia Civil disponen de esos especialistas. Cierto es que Madrid capital es competencia del CNP en materia de seguridad, con una salvedad importante que los sindicatos policiales no mencionan: la seguridad de ese Consulado es responsabilidad de la Guardia Civil las 24 horas del día, todos los días del año. Cualquier ciudadano que pase por delante de esa legación puede ver con sus ojos los uniformes verdes y los tricornios negros; los mismos que ayer tenían la obligación legal de atender la incidencia surgida, como hacen todos los días. Ese es el detalle importante que omiten deliberadamente los sindicatos policiales. Por responsabilidad profesional no vamos a desvelar los detalles de la intervención técnica de ayer, testigos hubo (bomberos, Samur, etc.) pero desde aquí decimos que la intervención de los guardias civiles fue impecable.

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) no va a entrar en discutir públicamente rencillas entre cuerpos policiales, a los ciudadanos no le interesa, solo demandan seguridad en su vida diaria. Aprovechan algunos un incidente provocado por ellos mismos para lanzar ataques extemporáneos contra la labor que la Guardia Civil en toda España, olvidando que los ciudadanos lo tienen muy claro: consideran a la Guardia Civil como el cuerpo policial mejor valorado, por algo será. Y utilizan ese hecho para atacar personalmente a guardias civiles con alta responsabilidad de manera injusta y barriobajera; no esperen de nosotros igual respuesta, ni nos educaron así, ni tampoco es nuestro estilo. Les recordamos que los guardias civiles ascienden cuando les corresponde administrativamente, y no por recomendación del responsable político de turno -en función del color del partido del momento- cosa que sí ocurre en la policía como es bien sabido por todos; esa es la diferencia entre un Cuerpo de Seguridad del ESTADO como la Guardia Civil y, por no entrar en detalles, otras instituciones no tan del Estado.

La mejor manera de tener una policía eficaz y valorada por el ciudadano es mediante el trabajo eficaz y bien hecho, no mediante la exclusión de otros buscando un monopolio y una exclusividad que no se corresponde con un sistema policial adecuado como el español. Ni tampoco los sindicatos policiales deberían buscar lo mejor para sus afiliados mediante el insulto, la mentira y el menosprecio del trabajo de los guardias civiles. La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) exige a los sindicatos policiales que dejen de insultar y menospreciar el trabajo de los guardias civiles, y al CNP que cumpla con sus obligaciones y competencias legalmente establecidas como hace la Guardia Civil.