IRRESPONSABLES EN LAS ASOCIACIONES DE LA GUARDIA CIVIL

En enero de este año, una asociación profesional de guardias civiles actuó una vez más irresponsablemente: facilitó datos reservados del servicio (que sólo una patrulla vigilaba la central nuclear de Garoña), atacó a la profesionalidad de sus compañeros (que carecían de medios y formación para afrontar emergencias en la central), y lo hizo para dañar la imagen de los guardias civiles y la Guardia Civil (difusión pública en Twitter y prensa local).

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) está ya harta de que esos compañeros de profesión sigan con su campaña de hostigamiento y menosprecio a todos los guardias civiles de Burgos, que cumplen con su deber con profesionalidad. Y les pide también que dejen de hacer el ridículo; el pasado 5 de marzo, y quizás aprovechando la información facilitada por esos ingenuos, un grupo de 30 miembros de una asociación ecologista intentaron perturbar la Central Nuclear. Todos los protocolos de actuación funcionaron a la perfección, con una respuesta inmediata y eficaz de las patrullas del Cuerpo que impidieron la acción de los ecologistas, deteniendo a nueve de ellos y denunciando a más de una decena. Los guardias civiles destinados en los Puestos próximos a la central reciben la formación básica necesaria para las primeras reacciones ante una emergencia, y realizan ejercicios prácticos. Decir lo contrario es acusarles de poca profesionalidad, y APROGC lo rechaza rotundamente.

El Fiscal Jefe de Burgos debería analizar las informaciones facilitadas públicamente por esa asociación profesional, para determinar si suponen algún tipo de «revelación de secretos», e investigar si hay una relación causa-efecto, entre la divulgación de esa información y la posterior actuación de los ecologistas.

13 de febrero de 2014

Categorias

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

También te podría interesar...