LA IRRESPONSABILIDAD DE ALGUNOS BENEFICIA A AMAIUR

30 de mayo de 2012

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) viene manifestando y alertando sobre la irresponsabilidad de algunas asociaciones profesionales del Cuerpo, algunos guardias civiles y otros que no se sabe muy bien qué son ni a quién representan. La irresponsabilidad consiste en decir cualquier cosa a los medios de comunicación, sea o no verdad, sea trascendente o no, sea de su competencia o no. Y lo hacen valiéndose de títulos que llevan a engaño, cuando no falsos, y siempre con la Guardia Civil o los guardias civiles de por medio (representantes de la Guardia Civil, asociación mayoritaria de guardias civiles, etc.).

El daño que se ocasiona a personas, a guardias civiles, al trabajo diario de los agentes, y al nombre de la Institución es enorme, tan grande que obliga a ponerle freno con la legalidad en la mano. No se trata de limitar un derecho constitucional, la libertad de expresión, sino de cortar de raíz la denuncia falsa o sin pruebas.

El último ejemplo es de juzgado de guardia. Un tal Mato, que fue guardia civil y ahora usurpa ese empleo, da una rueda de prensa en Navarra, en nombre de una asociación profesional del Cuerpo (a la cual no puede pertenecer por no estar en activo, pero que tampoco lo ha repudiado, ni pública ni legalmente). En ese acto con periodistas manifiesta claramente la existencia de actividades ilegales por parte de los agentes de la Guardia civil en su actividad diaria, y la existencia de archivos y bases de datos, también ilegales, en el Cuerpo. ¿Qué pretende con ello? Lo ignoramos, podemos pensar que tan solo dañar la imagen del Cuerpo, satisfacer su ego y sus deseos de protagonismo. La realidad es que solo ha tenido eco en la coalición abertzale Amaiur que rápidamente ha aprovechado esa información (falaz pero útil para los enemigos manifiestos de España y de la Guardia civil) para interrogar a los máximos representantes del Estado. Esta mañana, el propio Presidente del Gobierno, se ha visto obligado a contestar a las preguntas de Amaiur (y a la información dada por Mato) en sede parlamentaria donde ha dicho claramente que los guardias civiles cumplen escrupulosamente la ley, y que aquellos que hicieron esas denuncias mienten. Es triste que algunos guardias civiles beneficien a los próximos a ETA, y que el Presidente del Gobierno lo tenga que decir en el parlamento.

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) tiene que pedir enérgicamente a los que utilizan los medios de comunicación(asociaciones y guardias civiles) para airear miserias propias del Cuerpo que utilicen otros cauces menos dañinos y más eficaces. A los que les sirven de altavoces, que mediten sobre la intencionalidad de la noticia y los daños colaterales de la misma. A los que tienen la responsabilidad del buen nombre y prestigio del Cuerpo, que apliquen la legalidad vigente (esta APROGC puso encima de la mesa del anterior Director las actividades del Sr. Mato sin que fuera escuchada). Y a toda la ciudadanía, que los guardias civiles desarrollan su trabajo con plenas garantías legales y de protección de los derechos y la intimidad; que no hay archivos ilegales, y que la mayoría de los agentes son buenos, muy buenos profesionales a los que siempre podrán acudir cuando así lo necesiten.