OPINIÓN DE APROGC SOBRE APLICACIÓN NORMATIVA MILITAR A GUARDIA CIVIL

1 de octubre de 2012

¿REMILITARIZACIÓN?

Poco ha tardado AUGC en pronunciarse a través de su web en contra de la Orden Ministerial PRE/1983/2012, que declara de aplicación a la Guardia Civil diversas normas del ordenamiento militar sobre mando, disciplina y régimen interior. Una Asociación, que como todas las Asociaciones de guardias civiles tiene por finalidad principal la satisfacción de los intereses sociales, económicos y profesionales de sus asociados, pero que sin embargo pretende la desaparición de la Guardia Civil, con el apoyo de un sindicato policial (SUP) y algunos de clase.

Acusa al Partido del actual Gobierno de remilitarizar la Guardia Civil con la reafirmación del “TODO POR LA PATRIA” FRANQUISTA.

No podemos estar más en desacuerdo. La Guardia Civil no se ha remilitarizado, no hace falta. Ya sabemos que somos militares. Nos lo inculcaron en la Academia, lo interiorizamos, lo asumimos y estamos orgullosos de ello. Lamentamos que haya quien no lo quiso aprender, o lo ha olvidado, y sufra por ello.

También lo ratificó el Tribunal Supremo en una Sentencia de 13 de febrero de 2012, al afirmar que ese carácter militar es aplicable tanto a las Fuerzas Armadas como la Guardia Civil y, en lo que hace a este Cuerpo, le debe ser reconocido en la totalidad de sus cometidos y funciones y no solo en las funciones militares que le puedan ser asignadas.

Se queja AUGC de que en la entrada principal de las instalaciones figure el lema “TODO POR LA PATRIA”, por ser una orden dada durante el régimen franquista. Antes figuraban en los Cuarteles y Puestos de la Guardia Civil y fue retirado sin explicación por un Gobierno anterior. Muchos de nosotros, la mayoría, juramos ya en el periodo democrático por Dios (y/o por nuestro honor) entregar hasta la última gota de nuestra sangre en defensa de la Patria. Y hoy, tras más de treinta años de democracia, los guardias civiles, como el resto de militares españoles, siguen jurando por Dios o por su honor varias cosas, entre ellas derramar, si es preciso, en defensa de la soberanía e independencia de la Patria, de su integridad territorial y del ordenamiento constitucional, hasta la última gota de su sangre. En fin, darlo todo por la Patria, para que nuestra Patria siga siendo como es. No está de menos que se lo recordemos a toda la sociedad que nosotros estamos ahí también para eso, y que esta leyenda figure a la entrada de todas nuestras instalaciones.

El concepto de Patria está compuesto por muchas cosas. Se utiliza para designar la tierra natal o adoptiva ordenada como una nación o un país, a la que un individuo se siente ligado por vínculos de diversa índole, como afectivos, culturales o históricos. Está formada por sus gentes, sus ciudadanos, sus tradiciones, su cultura, sus espacios naturales,… Todo eso es lo queremos defender.

Sique AUGC su argumentación y pone en duda la vigencia de la Cartilla del Guardia Civil, porque data de la época de la fundación del Cuerpo.

No podemos estar más en desacuerdo también. Para nosotros, conceptos como el honor y prevenciones como que el guardia civil ha de ser un dechado de moralidad, que jamás utilizará las vejaciones, las malas palabras, los malos modos o acciones bruscas, que no debe ser temido si no de los malhechores, que sus primeras armas deben ser la persuasión y la fuerza moral, que será un pronóstico feliz para el afligido, que en ninguna ocasión y bajo pretexto alguno recibirá regalos pues ese es el precio al que se compra la infidelidad, y tantos y tantos otros, no solo no están caducos sino que en esta sociedad que nos ha tocado vivir, tan escasa de valores, hay que reivindicar la Cartilla. Si estas indicaciones fueran practicadas por mucha más gente, otro gallo nos cantaría.

También está plenamente vigente la disciplina, que exige máxima dignidad a todos los guardias civiles en el cumplimiento del deber, que obliga a todos por igual y que, siendo elemento esencial en todo cuerpo militar, lo es de más y de mayor importancia en la Guardia Civil y es sin duda, uno de los valores tradicionales de esta Institución contribuyendo de forma decidida a su prestigio y a que haya perdurado durante 168 años.

Para APROGC estos son valores incuestionables que figuran en su ideario y que defenderá de forma categórica.

Anuncia AUGC que recurrirán ante la Audiencia Nacional esta Orden Ministerial. Estamos ansiosos de ese recurso y les animamos a que lo presenten cuanto antes. Y que la Audiencia se pronuncia y deje las cosas en su sitio y definitivamente claras para quien no las tiene, que se sentencia otra vez más, como así estamos seguros que sucederá, que la Guardia Civil siga manteniendo su naturaleza militar. El día que pierda su naturaleza militar, la Guardia Civil será otra cosa no será la que hoy conocemos y la que merece una y otra vez el reconocimiento de los ciudadanos como la institución policial más valorada.