GUARDIA CIVIL MILITAR Y SIN MANIFESTACIONES

10 de junio de 2011

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha manifestado desde sus orígenes con claridad su deseo de una Guardia Civil moderna, formada por guardias civiles eficaces, queridos y bien tratados por la sociedad a la que prestamos servicio. Defendemos su naturaleza militar, aunque ello conlleva renunciar a derechos que la mayoría de los ciudadanos tiene, así lo asumimos el día que decidimos ser guardias civiles. El derecho de manifestación política, sindical o reivindicativa es un derecho que decidimos no ejercer vistiendo de uniforme o haciendo pública nuestra condición de guardia civil.

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha venido criticando ante situaciones reivindicativas que, aún siendo justo en el fondo de las demandas, no lo han sido en la forma en que se producían: de guardias civiles encapuchados y con tricornio negros; manifestaciones ridiculizando uniformes, donde guardias civiles y algunos políticos y líderes sindicales compartían espacio, dando una imagen contraria al prestigio y respeto de la Guardia Civil y los guardias civiles. No se cuestiona aquí el fondo, solo la forma.

Ayer supimos que se quiere legislar para limitar las manifestaciones políticas, sindicales o con fines reivindicativos para los guardias civiles cuando se identifiquen como lo que son. En la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), haciendo uso de nuestra libertad de pensamiento y expresión, ESTAMOS DE ACUERDO EN ESA LIMITACIÓN DE DERECHOS.

No acudir a ese tipo de manifestaciones no implica renunciar a reivindicar aquello que creemos justo para los guardias civiles. Lo seguiremos haciendo con la misma energía, tesón y argumentos, pero no en manifestaciones chabacanas.

Ayer, una vez más, la encuesta del CIS puso de manifiesto que la Guardia Civil es la institución policial más valorada del Estado por lo que volvemos a recordar y reivindicar que nuestros gobernantes admitan que siguen teniendo una deuda con los guardias civiles, por lo que desde APROGC vamos a seguir poniendo de manifiesto la desigualdad que sufrimos, pero lo vamos a hacer SIN MANIFESTACIONES.