“La victoria es furor y la derrota rabia”

12 de febrero de 2020

Ante las palabras proferidas en la mañana de hoy, por un Diputado español en el Congreso de los Diputados, APROGC quiere poner de manifiesto que inmunidad no es impunidad.

Instamos a que la Fiscalía General del Estado se pronuncie sobre los insultos proferidos por el Diputado Jon Iñarritu García, miembro de un grupo parlamentario que habitualmente justifica la actuación de los terroristas, contra la Guardia Civil hoy en sede parlamentaria, y si están amparados por la “inmunidad parlamentaria”.

Del mismo modo solicitamos a la Dirección General de la Guardia Civil para que actúe de inmediato según el art. 30 de la L.O 11/2007.

Artículo 30. Defensa y seguro de responsabilidad civil.

1. La administración está obligada a proporcionar a los Guardias Civiles defensa y asistencia jurídica en los procedimientos que se sigan ante cualquier orden jurisdiccional, como consecuencia del ejercicio legítimo de sus funciones, en los términos que reglamentariamente se establezca.

2. La administración concertará un seguro de responsabilidad civil, u otra garantía financiera, para cubrir las indemnizaciones, fianzas y demás cuantías derivadas de la exigencia de responsabilidad de cualquier naturaleza a los Guardias Civiles, con motivo de las actuaciones llevadas a cabo por parte de los mismos en el desempeño de sus funciones o con ocasión de las mismas, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

Desde  APROGC  rechazamos la revisión política de actuaciones personales de miembros de la Guardia Civil, e incluso de otras instituciones, que se han destacado en la derrota de los terroristas, algo por lo que ese Diputado se muestra muy dolido.

Ya está bien de permitir que se maltrate a los guardias civiles de esta manera. ¿Hasta dónde y hasta cuándo?,  ¿Cuál es el límite de ofensa a los guardias civiles y a las víctimas?

Si la Dirección General no lo hace, tendremos que defender a nuestros asociados por el ejercicio de sus funciones, lo haremos de la mano de quien nos quiera ayudar.